Blanca es ginecóloga y vive en Sevilla y como dice ella “aunque a mis 47 años casi cumplidos he ayudado a traer al mundo a muchos renacuajos, la vida no puso esa opción en mi camino”

Ella, que siempre deseó ser mamá, conoció a Héctor hace 6 años y, de su mano, “venía un enano – que también se llama Héctor – que nos ha convertido en una familia peculiar, maravillosa y feliz”.

Tal y como dice Héctor Jr, que ya tiene 13 años, “estas cosas son muy Domínguez-García”.

A Blanca le emociona que haya adoptado su apellido en su corazón y asegura que no hay mejor regalo porque, “aunque la vida no me haya regalado el maravilloso milagro de parir, me ha regalado un gran sueño: el de ser una de esas “no mamis”, “mami postiza” “mami in law”.

Blanca es una súper mamá todo el tiempo que pasa con Héctor y así de orgullosa se siente.

Y, aunque Héctor ya es todo un adolescente, todavía se sigue despidiendo de él con su “love u infinito”.

¡Feliz día para todas las “no madres” que son unas madrazas también!