El discurso de que esta Navidad va a ser diferente y especial ya lo sabemos, ahora, eso no implica quedarnos en casa aburridos y tristes. ¿Que nos tenemos que quedar en casa? ¡Genial! Aprovecha a ponerte esos looks de fantasía que igual en la calle no te atreves a llevar. 

IDEAS: Ese look pijamero glam de seda precioso o un vestido lencero con un cárdigan de punto grueso super gustoso. ¿Qué marca la diferencia? ¡Llevar la joya perfecta!

Abre tu joyero y descubre las joyas que más te favorecen y potencian tu belleza natural. Siempre puedes navegar por nuestra web y ver que piezas exclusivas son las que mejor encajan contigo. ¿Te animas?

Una cara ovalada se reconoce como la forma de la cara perfecta, un poco más larga que ancha y le favorece todo tipo de joyas y escotes. Puedes usar cualquier estilo de collar siempre que tenga un tamaño proporcional al del rostro. 

PENDIENTES
Los rostros ovalados son muy armónicos y tiene la suerte de que todo tipos de pendientes les quedan bien. Especialmente, les favorecen pendientes medio largos en forma de lágrima o triángulo.
COLLARES
Las gargantillas enfatizan un cuello largo, un collar largo estiliza y alarga el rostro y un collar corto con pequeños colgantes acentúan un escote de corte bajo. Pero evita los collares demasiado largos, ya que alargan la cara. 


Una cara rectangular es más larga que ancha siendo la anchura de la frente, pómulos y mentón casi iguales. El objetivo para estos rostros es acortar la línea larga vertical. Este tipo de caras necesitan líneas fuertes horizontales en joyas o ropa, para conseguir que la cara parezca más ancha y ovalada.

PENDIENTES
Funcionarán pendientes grandes con mucho color y movimiento. Formas como círculos, curvas, medias lunas, visualmente añaden anchura y disimula la longitud del rostro. 

COLLARES
Una gargantilla tenderá a acortar el cuello visualmente del mismo modo que collares con colgantes grandes con mucho peso visual. También funcionan joyas con abalorios redondeados que suavizan las facciones de la cara. 
Una cara redonda se reconoce por tener líneas redondeadas y suaves, el objetivo para esta forma de rostro es alargar su apariencia. Las caras redondas necesitan líneas fuertes en la ropa y joyas para agregar ángulos y alargar el rostro. 

PENDIENTES
Debes tener en cuenta que los opuestos se atraen, a la cara redonda le favorecen pendientes muy verticales, largos o con formas rectángulo. todo para alargar visualmente el rostro y dar ángulo a las formas suaves de la mandíbula. 

COLLARES
Deben ser largos y con colgantes vistosos para crear un efecto triángulo a la vista. Intenta evitar las gargantillas que acortan el cuello y añade anchura a la garganta. 

Fácil de reconocer por tener una frente ancha de líneas suaves y una barbilla estrecha más marcada. Este rostro necesita líneas horizontales para estilizar las facciones. Necesitamos joyas que añadan anchura a la barbilla. 

PENDIENTES
La mejor opción para este tipo de rostro es lucir pendientes con forma triangular o con colgantes que enfatizan la parte de la mandíbula. Debemos evitar pendientes pequeños y estrechos. 

COLLARES
Siguiendo con los consejos anteriores, este rostro necesita collares cortos y redondeados para disminuir la apariencia de punta afilada en la mandíbula. También favorece la opción de collares largos con tipo Y ya que visualmente acorta el cuello, cadenas omega y collares de estilo babero cortos son otra opción. 


La cara con tendencia cuadrada es fácil de reconocer porque tiene las facciones de la mandíbula angulares y marcadas. Además la anchura de la frente, pómulos y mandíbula coinciden. Su objetivo siempre será suavizar esos ángulos y alargar visualmente la cara mediante curvas e influencias verticales.

PENDIENTES
Con el objetivo de suavizar estas facciones tan marcadas, los pendientes tipo aro, ovalados largos con caída y criollas serán la mejor opción. La mejor opción serían pendientes largos y estrechos para añadir longitud al rostro. 

COLLARES
En paralelo con los pendientes, con los collares buscaremos lo mismo. Cortes suaves y largos para suavizar la mandíbula y crear una línea vertical. Ideal escoger colgantes que llamen la atención de forma ovalada. 

La cara en forma de diamante es equilibrada, angular y dramática. Parecida a la cara ovalada, le favorecen casi todo tipo de joyas. Ideal si buscamos opciones para acentuar los pómulos.

PENDIENTES
Siempre en proporción al tamaño de la cara, debemos evitar diseños muy largos, favorecen los pendientes con líneas horizontales para añadir volumen a la mandíbula. Unas criollas serán una opción ganadora. 

COLLARES
Igual que los pendientes, y siempre en proporción a la cara, a este tipo de rostro le favorecen todos los tipos de collares. Podremos corregir otras características como estilizar el cuello con collares largos o acortarlo con gargantillas cortas.